Ayúdate con la magia II

Tarot Consuelo

Segunda parte del artículo ayudate con la mágia, atraer la armonía, alejar los malos pensamientos, para evitar perder la memoria y ayudar a la belleza de la piel.

7-.Para atraer la armonía y la parte espiritual.

Necesitamos:.

7 carboncillos auto combustibles.

Un puñado de mirra obra.

Un puñado de sándalo citrino.

Un puñado de naranja amarga.

Un puñado de te de Roca (en polvo).

Una cazuela de barro.

Reservamos los carboncillos para quemarlos uno cada día de la semana empezando por el lunes y terminando el domingo. Reunir en una masa homogénea los ingredientes y hacer siete montóncitos.

Cada noche antes de cenar queramos un montóncito sobre el carbón que habremos depositado en la cazuela de plato de barro cocido.

El aroma que desprenderá la mezcla, atraerá y nos facilitara un mejor estado espiritual.

Se recomienda realizarlo una vez al mes, aunque si nos vemos plenos de armonía, podemos espaciar la tomas.

8-.Para alejar los malos pensamientos.

Cogemos una cáscara vacía de coco y la llenamos con un limón secado, sobre el, añadiremos un puñado de raíz de Tormentilla, echaremos un poco de alcohol, un papel con el mal pensamiento que queremos desterrar de nuestra mente y encenderemos la mezcla la cual dejaremos arder hasta que el papel quede hecho cenizas. Lo que quede en el coco puede echarse al lavabo, la cáscara puede aprovecharse para otras ocasiones.

9-.Para evitar perder la memoria.

Al levantarnos y antes de ir a lavarnos nos pondremos sobre los pulsos y con una duración de diez minutos, medio limón en cada muñeca recién cortados.

Tras asearnos, beberemos una infusión de “María Luisa” ” y menta, tomándola en siete sorbos. Esto podemos realizarlo si es necesario, durante dos o tres semanas.

10-.Para la belleza de la piel.

En domingo por la noche, haremos hervir un buen puñado de Romero, en una jarra de barro llena de vino tinto a poder ser de buena calidad. Una vez realizada la ebullición, dejaremos la mezcla resultante, que previamente hemos filtrado con una gasa a la intemperie y al día siguiente antes de las ocho de la mañana nos lavaremos la cara con el líquido obtenido empapado en un poco de lino blanco.

Esto debemos hacerlo durante un mes seguido, así conseguiremos que los posibles ataques o malos deseos que alguien tenga contra nuestra piel y belleza no lleguen al poder realizarse.

Más sobre el tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.