El hombre virgo

El hombre virgo
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Lo primero que llama la atención de estos hombres es su aplastante racionalidad, su carácter terrenal extremo. Si queremos relacionarnos con un hombre Virgo, es mejor que no lo intentemos si nuestro carácter es soñador y fantasioso. Él vive a un nivel eminentemente práctico y material, no cree en sueños ni cuentos de hadas, no son románticos ni demostrativos en este sentido. Para ellos, aunque se vinculen amorosamente, su forma de actuar es a través de la devoción a la familia, los amigos y el entorno más cercano. Su instinto más primitivo es el amor y la dedicación al trabajo, al deber y a la disciplina, y esto se extiende también a su fuerte sentido de la justicia y la compasión, pues siempre intentará ayudar a los más débiles y necesitados.

No les gustan las relaciones tormentosas, llenas de llantos y aspavientos, es decir, detestan los melodramas y cuando intuyen que una persona puede actuar de esta forma, se alejan sin pensárselo. Para llegar a su corazón, la agresividad debe estar desterrada del juego; más bien se derriten ante la sensualidad, la sencillez y la sinceridad. Cuando se enamora, Virgo no busca la cantidad, sino la calidad, tanto que suele rozar la utopía; es por eso que son el signo donde más solteros existen. Domina el arte de la seducción sutil, sin grandes ceremoniales ni aspavientos, explotando su ingenioso intelecto y su solidez terrestre. Eso sí, lo analizan todo escrupulosamente y se decepcionan fácilmente, por lo que sus enamoramientos suelen ser más bien del tipo platónico. La pasión y la promiscuidad no van con él en absoluto, son muy selectivos y raramente caen en el propio placer de lo meramente sexual.

Al igual que en la búsqueda del amor, es también muy puntilloso a la hora de acicalarse o disfrutar de los placeres de la vida, como la comida, así como la salud y el trabajo. Siempre intentan ir a la última, extremadamente arreglados, aseados, perfumados, etc. Son muy coquetos y raramente se les ve con mala apariencia. Se preocupan mucho de su aspecto externo e interno, incluso pecan a veces de ser un poco hipocondríacos. En cuanto a su vida laboral, gustan de realizar las tareas con mucho detalle, paciencia y dedicación.

Decididamente, la frialdad puede ser una de las principales características que definen al hombre Virgo; incluso cuando sucumbe ante alguna tentación que se sale de su rutina (ya sea a nivel sentimental o social) jamás admitirá su desliz, por su extremado refinamiento y pulcritud espiritual. Eso sí, cuando finalmente (y después de un largo período de reflexión) toma la decisión de embarcarse en una relación, su voluntad será definitiva. La llama del amor arderá sin fluctuaciones, le dará a su pareja una seguridad y fidelidad sin fisuras. Al ser tan exigente, cuando encuentra algo que realmente le convence no parará hasta conseguirlo, pues la paciencia es una de las virtudes que lo coronan; la adoración eterna será su mejor compromiso.

Cuando forma una familia o está en proceso de hacerlo, el hombre Virgo desarrolla una gran capacidad de lucha y determinación ante los problemas tanto sentimentales como materiales que puedan surgir. Con su mente privilegiada, encontrará mil y una soluciones a cualquier obstáculo, y jamás se olvidará de una fecha señalada. Eso sí, demanda respeto y devoción al mismo tiempo, pues aunque no son celosos, si que tienen muy desarrollado el sentido de la posesividad, como todos los signos de tierra. Por tanto, si la herida es profunda, no durarán en cortar por lo sano y marcharse para siempre, por mucho que le duela romper los lazos familiares que tanto le costó construir.


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Más sobre el tema

Tarot Consuelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>