El Hombre Géminis

El Hombre Géminis
Tarot Consuelo
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los hombres Géminis son, cuando menos, complicados, debido a la naturaleza de su espíritu rebelde e inquieto. La seguridad no es uno de sus fuertes, más bien lo contrario, y a todos los niveles de su vida. Es muy comentada la característica principal de la doble personalidad de estos hombres, a menudo cambiante e imprevisible; pero al mismo tiempo, cuenta con grandes virtudes, como la sociabilidad. Al géminis medio le encanta estar rodeado de gente, cuanta más mejor, y su chispeante personalidad se integra perfectamente en cualquier reunión o círculo social. Es un excelente orador, posee siempre las respuestas más ingeniosas y su gusto para las artes es exquisito. Además, si cree que la otra persona lo merece, sus cumplidos son de lo más halagadores a la par que sinceros. Sus modales suelen ser también excelentes, y su capacidad de adaptación lo mantienen como el invitado más solicitado de todo evento que se precie.

Estar con un hombre Géminis es sinónimo de diversión y vida social activa. Siempre será el que mayor número de personas conozca por metro cuadrado, y su agenda variará constantemente dependiendo de aquellas actividades donde le reclamen y que más atractivas le parezcan. En realidad, se le da muy bien el arte de la seducción; es el centro de atención, y siempre suele aparecer como el hombre más interesante e inteligente que se pueda conocer. Pero la relación con un Géminis nunca es fácil; sus prioridades y sus ideas pueden cambiar con la facilidad del viento. Es muy caprichoso tanto a nivel material como sentimental, por lo que la pareja que quiera estar a su lado debe armarse de paciencia.

Su locuacidad también la utiliza a la hora de demostrar sus sentimientos; no es de los hombres que se guardan las palabras, sino que exterioriza sus estados de ánimos en todo momento, incluidas las palabras románticas más bellas que cualquier persona pudiera soñar. Pero de igual forma que puede ser el ser más dulce del universo, al día siguiente, por cualquier detalle, puede convertirse en un manojo de nervios, malhumorado, crítico, quisquilloso y sarcástico. Sobre él siempre planean las dudas sobre la relación, sobre todo cuando está enamorado, pues tiene mucho miedo al abandono y la soledad.

Pero cuando acaba la tormenta y vuelve a la normalidad, continuará llenando a su pareja de regalos, sorpresas agradables y sutilezas varias. Por lo tanto, si buscamos una relación estable, armoniosa, práctica y romántica, mejor alejarse antes de engancharse por completo. Las subidas y bajadas de ánimo de un Géminis solo son soportadas por mujeres de fuerte carácter y personalidad, a las que no les importe alejarse cuando él necesite su espacio y volver tan tranquilas a su lado una vez que torna a la normalidad.

Al hombre Géminis le encanta la gente despierta, divertida y ocurrente como él. Su alma gemela debe ser versátil y adaptarse a sus cambios de humor y de vida, busca alguien que pueda mantener un desafío mental a su altura, incluso superarlo en ocasiones, porque eso hará que sea digna de su admiración. Al contrario que a otros hombres, no le asustan las mujeres inteligentes, sino que prefiere a alguien a su lado de quien poder aprender. Por otro lado, la tendencia de los Géminis en cuanto a sus comportamientos sociales es cambiar a menudo de amistades; al fluctuar tanto su estado de ánimo, suelen buscar aquellos que casen con sus creencias o gustos en el momento determinado. Y lo que más detestan es la dependencia; si su pareja tiene vida social por su parte, se evitarán agobios, discusiones y malentendidos que pudiesen derivar en ruputura.


Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Más sobre el tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>